Investigación – IDENTIDAD DIGITAL

En estas semanas he comenzado una investigación de manera libre acerca de una secta. Hoy será mi primera entrada acerca del tema del estudio y en las siguientes iré extendiendo y detallando el mismo.

Mi ciudad natal es Toledo, y no se me ocurría mejor ciudad en la que profundizar mis investigaciones, pues quien más o quien menos, en mayor o menor medida los ciudadanos de esta ciudad hemos oído acerca de sectas, ordenes secretas, etc.


Toledo

Para entrar en situación debemos conocer la relevancia nivel religioso de Toledo. Esta importancia nació con los Reyes Católicos, pues fue el centro de la Inquisición  debido a su condición de capital del Reino. Sumado a la herencia de tres culturas diferentes como son la cristiana, la judía y la árabe, creo un clima de captación de ordenes o sectas religiosas.

Podemos leer más sobre La Inquisición en Toledo mediante este enlace.

Debido al extenso número de sectas u ordenes religiosas en esta ciudad, decidí investigar alguna muy conocida y me centré en la Compañía de Jesús, por la gran relevancia de su Líder.


Compañía de Jesús

La Compañía de Jesús es conocida popularmente como Los Jesuitas. Tienen el honor de ser dirigidos por el Papa Negro. Este Papa es el general de los Jesuitas, y posee una gran fama entre los sectores de la Iglesia. Su túnica es negra, de ahí su particular nombre.

La compañía es fundada 1534 por Ignacio de Loyola con el fin de obtener a través del abandono activo, la obediencia al superior, y la mortificación del egoísmo y el orgullo mediante la austeridad.

Captura de pantalla (466)

Renuncia ‘Papa Negro’ (actualidad) – Enlace noticia

 

 

En 1687 toma el mando de la compañía el jesuita Tirso González de Santalla, originario de Arganza (León) quien se dio cuenta que los valores originales de la Compañía se habían corrompido debido en parte a sus ya más de dos cientos años de historia.

CA-0671-VI

Tirso González de Santalla – Sitio web imagen

Este nuevo Papa Negro, que tenía una obsesión por restaurar la auténtica idea de Jesús, concluyo a través de una larga investigación sobre manuscritos antiguos que debía restaurar los valores originarios que Jesús legó a sus discípulos. Fue su maestro, Alfonso de Benavente, quien le creó la obsesión de los auténticos dogmas mientras estudiaba Teología en la ciudad de Salamanca.

Es en 1690 cuando decide crear una orden secreta en paralelo  llamada La Orden del Decimotercer Evangelista.

Debido a la fama que ya poseía La Compañía de Jesús decide  crear  esta nueva orden secreta en paralelo a dicha Compañia. Dado que el pueblo ya conocía acerca Los Jesuitas, no podía cambiarla sin más, pues las doctrinas y los seguidores de la nueva orden no serían aceptados por el pueblo.

A la hora de instaurar la sede Tirso González la ubicó en la ciudad de Toledo pues se encontraba la sede de la compañia original, La Iglesia de San-Ildefonso. Dicha Iglesia es actualmente parte de  La Delegación de Hacienda de Toledo y era nombrada en la época como La Iglesia de San-Ildefonso-Casa Profesa de la Compañía de Jesús. Es reconocido por los boletines oficiales del Estado que podemos acceder mediante este enlace: BOE núm. 227

Se pone a los ojos de los ciudadanos una sede muy evidente, pero es a través de este “espejismo oficial” donde La Orden del Decimotercer Evangelista actúa. Son aprovechadas la estancias y criptas de la Iglesia de San Ildefonso para las prácticas y ritos de esta secta.

Con este pequeño acercamiento a la Orden he querido poner el contexto histórico del nacimiento de la Orden para, posteriormente, exponer al conocimiento de mis lectores los detalles de la investigación.

Anuncios